Bastan 21 días para convertirse en una adicta al gimnasio

MONTSE F. FRÍAS

 

Quién no conoce a un adicto al gym? Seguramente hay tantos como personas que se proponen salir a correr, patinar o hacer fitness y lo dejan una y otra vez. Es importante elegir el ejercicio físico con el que sentirse mejor y, sobre todo, no rendirse. Darle una oportunidad. Pero, ¿durante cuánto tiempo? Los expertos aseguran que al menos hay que dedicarle 21 días para que la actividad se convierta en rutina y forme parte de tu vida para siempre….

Hacer gimnasia de forma habitual (en un centro o sin salir de casa) sin abandonar la actividad a lo largo del tiempo no es fácil, requiere de constancia, motivación, disciplina… y, superadas las agujetas, al menos tres semanas de rutina. Uno de los padres de la psicología moderna fue el primero que habló de hábitos en 1890. William James escribió «Habit», un ensayo en el que afirmaba que el cerebro es un órgano moldeable y cada destreza nueva aprendida, lengua estudiada o experiencia vivida, reconfigura nuestro mapa cerebral.

En 2009, Phillippa Lally, investigadora de psicología de la salud del Univesity College London, publicó un estudio que analizaba el proceso de formación de unhábito en la vida diaria. Para ello recurrió a 96 universitarios que se ofrecieron voluntariamente a su experimento. Les pidió que eligieran un comportamiento que estimaran saludable y les indicó que lo repitieran cada día para convertirlo enhábito. Unos eligieron comer una pieza de fruta y otros correr 15 minutos después de cenar. De 18 a 254 días fue el variado resultado obtenido, con una media de 66 días, para que los participantes automatizaran esta nueva actividad en sus vidas. Por supuesto, también influyó el tipo de actividad seleccionada, ya que no requiere el mismo esfuerzo tomarse un vaso de agua cada día, que correr 20 minutos, así como también influye y mucho la motivación.

Y ésta es la clave: Para convertir una actividad en hábito, ésta debe motivarte, tener un objetivo claro. Cada persona es diferente, y por tanto la teoría de los 21 días es sólo una aproximación, una estimación de adaptación al cambio, pero no siempre se logra en este tiempo.

Pero, ¿qué se necesita para adquirir un hábito?

  1. Determinación. Para lograr un cambio, una nueva rutina, hay que lanzarse con actitud fuerte y decidida. Probablemente en el camino haya dificultades y pensamientos de abandono, que serán superables si la actitud es más fuerte.
  2. Disciplina. La continuidad del entrenamiento es la clave que hace que el sistema nervioso funcione de forma infalible.
  3. Motivación. Cada vez que flaqueen las fuerzas piensa en cómo sentaría si abandonar la actividad, y también cómo si se logra. Hay que motivarse cada día.

¿Por qué hay tan pocas mujeres en puestos de mando?

 

Juan Lázaro

El primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó la primera Ley de Igualdad que se hacía en España en 2007. Entre otras cuestiones, el texto recogía la recomendación de que las grandes empresas tuvieran en 2015 un 40% de mujeres en sus consejos de administración. Ocho años después –y una vez vencido el plazo aconsejado– los datos evidencian que esta recomendación ha quedado en papel mojado.

En la actualidad, en las grandes empresas cotizadas del IBEX 35, la presencia de mujeres en los consejos de administración es de aproximadamente el 17,3%, según el último estudio de Atrevia y la escuela de negocios IESE. Mientras que en el resto de empresas de fuera del IBEX que también están sujetas a esta recomendación legal, el peso de las consejeras es aún menor, del 12,09%, asegura un estudio de la empresa Informa.

¿Cuáles son las causas por las que, ocho años después de esta recomendación legal, sigue sin haber paridad en los órganos directivos?

“Cuando proponemos a una mujer que forme parte de un consejo de administración, su primera reacción es casi siempre preguntarse, ¿valgo para eso? ¿estoy preparada? Y esas preguntas nunca se las hace un hombre que recibe la misma propuesta”, asegura Elena Terol, Directora de ExcellentSearch consultora especializada en la búsqueda de personal directivo.

Desde esta empresa de selección apuntan a otra causa de esta baja implantación femenina:“las mujeres son muy buenas comunicando pero luego, paradójicamente, no dialogan con la dirección. Simplemente, hacen bien las cosas y piensan que ya se darán cuenta los responsables. Eso es un grave error”, asegura, Eva Levy, directora de la división de mujeres en consejo de administración y alta dirección de esta consultora. A esto añade que las empleadas tampoco suelen mostrar su interés por ascender. “Cuando se enteran de que algún compañero ha sido promocionado para un puesto que ellas querían les preguntamos ¿habías dicho que lo querías? ¿te habías mostrado interesada? Y la respuesta suele ser, no. Ahí está otro fallo”, asegura Levy.

Un tercer error que cometen las mujeres en los altos niveles de dirección en comparación con los hombres es hacer poco networking, indican estas expertas. “Eso hace que la información que fluye en la compañía o en el sector no sea captada por ellas y pierden muchas oportunidades”, indica Terol.

El fomento del networking entre mujeres directivas es precisamente uno de los principales beneficios que están detectando desde la organización del programa Promociona de CEOE, impulsado por la secretaria general de la patronal, Ana Plaza. Se trata de un proyecto para fomentar el ascenso de las mujeres a puestos directivos. De momento, se ha promocionado al 20% de las cerca de 200 mujeres que han participado.

Aunque, dicho todo esto, las headhunters consultadas insisten en que lo más preocupante no es que no haya más mujeres en los consejos, sino su ausencia en el ámbito previo, en los comités de dirección. “Antes de llegar a los órganos directivos muchas mujeres tiran la toalla”, explica Levy.

Y en el caso de las mujeres que sí llegan a estos comités directivos, se quejan de que “las diferencias salariales son aún mayores que en niveles inferiores, ya que las directivas cobran hasta un 30% menos”, aseguran estas expertas. En esos puestos es más fácil enmascarar esta brecha con bonus o complementos, precisan.

Con este horizonte, las consultoras apuntan que, además de corregir los errores mencionados, la principal solución para que haya más directivas es “que el consejero delegado se lo crea, piense en la diversidad, en general, como una activo de competitividad de la empresa”.

La propia CEOE acaba de aprobar un informe sobre igualdad en este sentido, en el que aconseja a sus empresas asociadas que incorporen la igualdad a su estrategia de competitividad. Si bien los empresarios insisten en que esto se haga “desde la convicción y la voluntariedad”.

Esta voluntariedad ahora reinante –más allá de la obligación de hacer un plan de igualdad en las más grandes– ha llevado a la actual situación, en la que solo una de cada tres compañías aplica políticas de género, según el último estudio sobre El avance de la mujer en el mercado laboral de la multinacional británica de selección Hays.

Panorama europeo y español

El peso de las mujeres en los consejos de administración de las compañías en Europa alcanza el 20,2%, según los últimos datos de la Comisión. Este porcentaje está aún lejos del 40% recomendado también por Bruselas para 2020.

Precisamente la pasada semana el Reino Unido presentó la nueva edición de su Informe Davies, que aconseja llegar al 33% de mujeres en 2020. En la actualidad ya han cumplido su propia recomendación anterior de llegar al 25% en 2015. Francia es la que tiene un porcentaje mayor, al superar el 32%; un volumen similar al de los países nórdicos (Noruega y Suecia).

En España ya hay empresas que sí cumplen con esta recomendación. Se trata de Red Eléctrica, Jazztel y FCC, que cuentan al menos con el 40% de presencia femenina en los consejos. Mientras que actualmene, solo una empresa del IBEX35, Técnicas Reunidas no tiene ninguna mujer en su consejo de administración.

El sector del lujo salva la crisis en España

ACTUALIDAD YoDona El Mundo
El sector del lujo salva la crisis en España

Ni siquiera la crisis ha podido con la buena salud del sector del lujo en España. En 2015, esta actividad prevé aumentar su facturación hasta alcanzar los 5.700 millones de euros, lo que significaría un crecimiento del 4,8 % respecto a 2014. Las exportaciones (que sirvieron como ‘salvavidas’ durante la recesión para muchas empresas) unidas a una recuperación del mercado nacional hacen que este negocio siga arrojando cifras envidiables. Estas son las claves que explican el crecimiento de este sector en España, según el ‘ Resumen ejecutivo del sector del lujo en España 2015’ que publica Luxury Spain (Asociación de Lujo en España):
España es una referencia europea a nivel en este tipo de mercado, siendo el quinto país en la Unión Europea en liderar las ventas por detrás de Francia, Italia, Alemania y Suiza. «Cada vez son más las firmas españolas que se valoran en el exterior por su calidad, innovación y tradición», apunta el informe ejecutivo.
El mercado exterior sigue siendo decisivo. Aunque los datos indican una recuperación del mercado español, el 51,5 por ciento del negocio de las empresas españolas sigue estando en las ventas en el extranjero, que además volverán a aumentar un 4 por ciento.
La amenaza de una crisis en China y la depreciación del rublo ruso harán que las compras de los turistas en nuestro país caigan hasta un 5 por ciento, aunque siguen siendo una buena ‘parte del pastel’ acumulando un 23,5 por ciento de toda la facturación del sector. Sin embargo, España sigue captando nuevos clientes en mercados más tradicionales y estables como Estados Unidos, México, Italia, Alemania o Colombia, al tiempo que explora otros como India, Catar, Emiratos Árabes Unidos.
El perfil de este consumidor es el de una persona que tiene entre 35 y 54 años (en un 56 por ciento de los casos). El 39 por ciento de ellos gana entre 100.000 y 300.000 euros al año, mientras el 35 por ciento tiene una renta que oscila entre 60.000 y 100.00 euros. El lujo no entiende de sexos. Entre sus clientes el 52,6 por ciento son hombres y el 47,4 por ciento son mujeres
Hay una recuperación del mercado interno español. Si el barómetro elaborado por Vente-privee ya apuntaba a un estado de optimismo entre los empresarios de moda españoles, el sector del lujo sigue el mismo camino según Luxury Spain. A nivel nacional y con las expectativas de una tímida recuperación económica, las ventas en el mercado español aumentarán un 1 por ciento, constituyendo el 25 por ciento del negocio.
Barcelona sigue siendo la ciudad ‘favorita’ de los consumidores más pudientes, concentrando el 32 por ciento de las ventas. Marbella (otra de las capitales del lujo) concentra el 27,5 por ciento del negocio. Madrid (16 %), Ibiza (8,5 %) y Mallorca (6 %) son las siguentes zonas preferidad para comprar. .
La moda y los complementos siguen a la cabeza de este sector, entre los que destacan las joyas y los productos de marroquinería.